Mañana de perros


Hay días en que todo funciona maravillosamente. Me despierto a tiempo y sin sueño, me meto al agua calientita, el tráfico hasta la escuela no está especialmente nefasto y las clases no están tan aburridas que a los ojos les cueste mucho trabajo mantenerse abiertos.

Hay otros días, en cambio, en los que una sabe, desde que despierta, que no debe por nada del mundo, salirme de mis riquísimas cobijitas y enfrentarme al pinche frío. Bajo el pie (izquierdo, desde luego) y ¡zaz! Piso el plato croquetas de mi queridísimo hijo canino, ni modo, a recoger el reguero. Entro al baño y algo, no sé si el genio de la mala suerte, el puto frío de invierno o qué cosa, apagó el boiler a mitad de la noche… Nada más del nabo que en una mañana como la de hoy, ducharte bajo un chorro de agua helada, dan ganas de mentar madres, no sé a quién, pero mentarlas. Sales a la calle y no, no, no, como que la lluvia apendeja… el tráfico se pone de locos, me cae que una envejece detrás del volente y nomás no avanzas, ya cuando de plano hasta ganas me dieron de abandonar el coche a media avenida, fue cuando vi que una ñora como de cuatrocientos años ¡con andadera! Iba caminando y avanzaba por la acera más rápido que yo en el coche. Llego a la clase, partiéndome mi madre, y justo unos segundos antes de la hora… entro al salón.

Pasan diez minutos y en eso entra un güey con cara de pitufo, para avisarnos que el profe de la primera hora estaba malito y no iba a poder venir… ¡Grandísimo hijo de su recanija antecesora! Como si no supiera lo que a esas pinches horas significa unos minutos de reserva. Habría podido prender el boiler, desayunar y manejar con toda clama… Siempre me he considerado una pacifista, pero… a veces… a veces si dan ganas de patear a alguien.

Lo bueno es que ya para cuando cae la noche, me regresa el buen humor, especialmente después de estar con un cliente tan maravilloso como quien me tocó hoy. Tú sabes quién, gracias, me alegraste el día.

13 comentarios:

  1. Pues pobrecita de ti Lulú, pero bueno, una de la ventajas de tu oficio es que siempre tendrás a alguien que quiera pasar un momento rico a tu lado!!!, espeor que pronto sea mi turno.

    wolf_4569@hotmail.com

    ResponderEliminar
  2. Ja ja ja ja... me encantó la foto y el pensamiento del gatito , ja ja ja ja... ¡muy bueno Petite!

    Mira que tan chida eres, que el día siguió realmente igual, lluvia y tráfico y esas cosas, y tu lo llevas a buen término acostándote de buen humor... y además, halagando a un cliente, confesándole que es maravilloso, lo cual (viviendo de ti) seguro le levantará la autoestima por semanas enteras.

    Para mi es más o menos lo mismo... cuando me encuentro un post tuyo, me quedo de muy buen humor, al menos 25 horas... besitos!!

    SCARAMOUCHE

    P.D. Para la próxima, prometo avisarles a tiempo que no voy a ir a darles clases ;P

    ResponderEliminar
  3. Nomás recuerda que no todo es color de rosa ;P la vida siempre ha sido ojete

    ResponderEliminar
  4. Seguro que si sabes que el profe no llega, igual te levantas mas tarde, no desayunas, y tampoco te da tiempo de prender el boiler, recuerda, es la Ley de Murphy. "Si algo va a salir mal, saldrá"

    ResponderEliminar
  5. El Negro

    Dos hampones llegan a un rancho arrastrando a un cuate. Adentro, hay un Negro de 1,98m y 130 kg mezcla de Yaqui con Africano, limpiándose las uñas con un cuchillo cebollero.

    - Oye pinche negro, el jefe pidió que te cojas. a este bato, para que aprenda a no hacerse el machito con nuestra banda.

    - Déjenlo ahi en un rincón, que más tarde me lo chingo.

    Cuando los malandros se van el tipo dice:

    Al rato vuelven los malandros con otro pobre pendejo.

    - Negro, el jefe pidió que a éste, le cortes las dos manos y le perfores los ojos, para que aprenda a no tocar la lana de la venta de drogas.

    - Déjalo ahí que dentro de un rato me encargo.

    Una hora después traen otro cabrón.

    - Negro a este le cortas los huev.. y la lengua para que nunca más se meta con las mujeres del barrio.

    -Tá güeno déjalo ahí en el rincón con los otros.

    Finalmente traen a otro.

    - Mira "Negro", a este lo cortas en pedacitos y mandas cada pedacito para la familia!

    En ese momento, el primer tipo le dice al Negro, en voz baja:

    -Señor Negro, por favor no se vaya a confundir: ¡¡Al que se va a coger...es a mi ¿OK?


    MORALEJA

    A medida que conoces los problemas de los demás, te das cuenta que el tuyo NO ES TAN GRAVE!

    ResponderEliminar
  6. Hola lulu, realmente me prendiste con la reseña de la pelicula, de hecho me puse a fantasear que eramos tu y yo los protagonitas, mas con esa botella de vino, pero cuando mi hormona se lleno de envidia fue con Hercules, sintio envidia, no de la buena si no de la mala!!!! jeje saludos..

    ResponderEliminar
  7. no, no, no escribas nada Scaramocuhe, no escribas nada... resiste carnal, o se va a dar cuenta que estas pensando en ella...

    (Shhhhh...caramouche)

    ResponderEliminar
  8. Sí es cierto, hay días en los que piensas en Mafalda y dices: paren el mundo que me quiero bajar!!!

    Pero lo bueno es que tu día cerró rico!!! Que envidia del bato que te provocó tan lindas sensaciones.

    Te mando un besote cargado de emoción!!!

    ResponderEliminar
  9. Hola niña, traigo un pedo (problema) de esos cabrones, el estres y lo encabronado no se me quitaba con nada, hasta que leí tu relato pude sonreir, y me dí cuenta que a mí también me dan ganas de mentarle la madre a alguien... !Y si se la mente¡
    Suerte con la escuela.
    Renán Negro

    ResponderEliminar
  10. ¡Ánimo Góber!...

    Scaramouche

    ResponderEliminar
  11. Tnks Scaramouche,
    Y otra vez: Suerte en la escuela y en la vida pequeña...
    Renán Negro

    ResponderEliminar
  12. Hola musa de mi alegrías...

    Oye, nunca nos has platicado de tu suertudo (por estar contigo diario) perrito... platícanos, a tu estilo, va a salir algo súper ¿vale?

    Un beso en este extraordinario domingo Petite

    Scaramouche

    ResponderEliminar
  13. la vida es asi a cada capillita le llega su fiesta y esa es la magia del libre albeldrio lo tomas con calma o te encabritas uno solito decide el camino .por eso mala suerte sigue buena suerte primero tuviste mala suerte y despues buena suerte esa es la dualidad de la vida

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...